El Hotel Carlos III dispone de dos piscinas, una para adultos y otra para niños, ubicadas en una terraza amplia y soleada al lado del mar, donde podrá descansar escuchando el relajante sonido del Mediterráneo.

Por el buen tiempo de la zona en el Delta del Ebro, la piscina puede estar abierta todo el año, consulten en recepción